Regálate una hora de libertad

Si, regálate una hora para ti, para estar contigo y disfrutar de un momento de soledad.

Esta es la mejor forma de empezar el día o terminar la noche, encontrar ese momento para disfrutar de tu compañía.

 

Y, ¿porqué hacerlo?

Porque encontrar  el momento fuera de la interacción con el mundo, alejado de la tecnología, es la mejor forma de encontrar la paz que reside en tu interior.

 

Y, ¿porque tengo que encontrar esta paz interior?

Bueno, es sólo una propuesta.

Porque encontrar la paz interior nos permite dejar de lado los focos mentales y emocionales que contínuamente nos dictan lo que tenemos que hacer.

Además, es una forma de encontrar ese punto interior que nos permite estar presente y ver el mundo con una mirada más limpia.

 

Y, ¿Cómo lo hago?

Cada cuál tiene que encontrar su forma de hacerlo, pero te voy a mostrar una de las que yo utilizo y quizás te pueda servir de guía.

Como posiblemente ya sabes, mi pasión es la pintura, la creación de obras abstracta.

 

Y esto es lo que hago.

Dedico me dedico un momento cada día a la creación.

Este es mi momento de libertad y mi forma de encontrar mi paz interior.

Una hora al día.

Nada más.

 

Para hacerlo posible uso mi espacio para poder estar en silencio, creando.

Sin tecnología.

Sin móbil.

Nada de redes.

Nada de nada.

 

El silencio, la obras y yo.

Nadie más.

Nada más.

 

Y, ¿Cuál es la intención?

Pues, la intención es de aprendizaje.

De presencia.

De aprender a hacer una sola cosa a la vez.

 

Aprender a hacer una sola cosa a la vez para vivir el momento presente.

 

Y, cuando lo consigues.

Esa hora se convierte en un instante maravilloso.

Se convierte en un flujo de movimientos.

Y

 

Cuando has conseguido tener una hora para ti.

Cuando has conseguido hacer una sola cosa a la vez.

Cuando has fluido en el momento presente.

Cuando has entrado en un estado de paz interior.

Lo mejor que puedes hacer es darte un segundo regalo.

 

Si, un regalo adicional.

 

Yo sólo lo hago cuando me viene el impulso.

Y este regalo es.

Sentarte a meditar.

Si lo haces, verás

Cómo todo en tu interior está en calma.

Cómo prácticamente no hay pensamientos.

Cómo te quieres quedar ahí, sin la necesidad de volver al mundo social.

Regálate unos minutos más de libertad y cuéntame que tal te ha ido.

 

Dani.

 

PD.: Cuando hago esta rutina, creo obras de arte que son el resultado de mis momento de libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba